Fetiches curiosos y negocios originales

¿Hay alguien dispuesto a comprar pedos de otras personas? ¿Se pueden rentabilizar los gases intestinales?

Seguro que el título de este artículo te ha sorprendido… Es normal, esto no se lee todos los días. La respuesta es: sí. Por increíble que parezca, esta innovadora, y desde luego original, idea de negocio, ya está en el mercado y da sus frutos.

Vamos a contarte más sobre el asunto, para que conozcas en qué consiste esta curiosa manera de ganar una buena cantidad de dinero. Porque por lo que parece, es muy rentable. Se venden tan caros como lujosas joyas, y hay bastante gente interesada en la venta de pedos en frascos.

 

¿Quién compra las flatulencias de otras personas?

Todos tenemos claro que los olores y fragancias juegan un papel muy importante en nuestras vidas y, evidentemente, en nuestra sexualidad también.

Se ha demostrado en varios estudios que el sentido del olfato es fundamental para entender nuestra atracción hacia los demás.  Existe una conexión anatómica entre el olfato y el sexo: La zona del cerebro por la que experimentamos el olfato, el lóbulo olfativo, forma parte del sistema límbico, que es nuestro cerebro emocional y área donde se derivan los pensamientos y deseos sexuales.

De hecho, un artículo publicado por la Universidad de Dresden (Alemania), afirmaba que las personas con mejores capacidades olfativas, disfrutan más de sus encuentros sexuales.

La Olactofilia, es como se conoce generalmente a la filia por la que una persona se siente sexualmente atraída por diferentes olores.

En este caso, la mayoría de las personas pensamos en aromas agradables. Pero como para gustos, los “olores”, también se puede dar el farting o flatofilia, que consiste en la excitación sexual a través de olores del cuerpo humano, especialmente el de los gases intestinales. Sí, los pedos de toda la vida.

Así que sí, hay personas que disfrutan al comprar pedos por internet. Y desde luego, a la primera persona a la que se le ocurrió vender los suyos, hay que darle un premio al negocio más original y rentable. 😉

De esta manera, se puede entender cómo un empresario americano se gastó 1.000 dólares en dos frascos de pedos y, por lo que dijo, eso le ayudó a sentir una sensación de «cercanía» con Matto, la mujer que se los envasó. “Tengo muchos fetiches y uno de ellos es que me gusta el olor de una mujer”, dijo. «Me gustan todos los olores».

 

¿Qué famosa vende sus flatulencias?

La chica que se ha convertido en toda una emprendedora, se llama Stephanie Matto. Aunque es de origen checoslovaco, vive en EEUU y desde ahí ha lanzado su original y rentable negocio.

Además de ser conocida por la venta de sus flatulencias y por ser una influencer con más de 300K de seguidores en Instagram y otros tantos en otras redes sociales. También se hizo famosa gracias a su participación en un programa de la televisión australiana, que se llama «Novia por 90 días».

 

¿Cómo vender flatulencias?

Claro, te estarás preguntando que en qué consiste y cómo lo hace. El sistema es muy sencillo.

Parece ser que esta mujer lleva una dieta especial para producir más flatulencias y poder ponerlas a la venta por una buena cantidad de dinero. En dicha dieta abundan las proteínas, legumbres,  huevos y lácteos. Y lo que hace es que cuando tiene ganas de expulsar las flatulencias, coge un bote de cristal y las expulsa. Después ese tarro viajará hasta las manos de su comprador. Así de sencillo.

Parece ser, que si eres intolerante a la lactosa, tu cuerpo será más propenso a producir más… Ahí lo dejamos caer…

 

¿Cómo envasar un pedo?

Hay varios tipos de envase, aunque el más frecuente es en tarro de cristal.

La forma más habitual de “cosecharlos” es colocando directamente el tarro sobre tu orificio anal y cerrarlo rápidamente. Otra opción,  si estás en la bañera, es recoger las burbujitas de tus pedos en el tarro, habiéndolo sumergido completamente antes de proceder.

Aunque si lo quieres hacer como un “auténtico profesional”, siempre puedes construirte un artilugio como el  Atrapa pedos 2000… Desconocemos su eficacia, pero se pasa un buen rato delante del tutorial: https://www.youtube.com/watch?v=RcG8QAWQPT8

En este caso lo plantean de forma divertida para hacer bromas, pero creemos que también podría servir para guardar la esencia de tus flatulencias y ponerlas a la venta después.

Por supuesto, posteriormente, ya sabes que la clave es diferenciarte y personalizar tus frascos es una idea estupenda.

En conclusión, la venta de pedos por Internet existe y tiene sus adeptos. Lo puedes ver como algo sucio, jocoso o morboso, pero está claro que es una realidad que puede ofrecer numerosas variedades.

Por nuestra parte, seguimos siendo “proveedores” de todo tipo de fetichistas, ya sean los amantes de bragas sucias, zapatos de tacón usados o juguetes sexuales disfrutados, en SinBragasyaloLoco puedes comprar una amplia gama de artículos que te harán disfrutar de tus fantasías o vender tus productos más íntimos y gozar al pensar que otra persona está oliendo tu esencia.

¡Sea como sea, disfruta y sé feliz!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.